La gratitud nos forma en actitud, en ser agradecidos con lo que tenemos, lo que hemos hecho y lo que la gente hace por nosotros.

¿Te imaginas amanecer en el cuerpo de otra persona?. “Un viernes de locos”, nos hará sentirnos agradecidos por nuestras vidas, por ser como somos. Cuenta la historia en el que madre e hija cambian de cuerpo a causa de un encanto chino que las hará reflexionar acerca de sus vidas y la manera en llevarse entre ellas.

Y aunque a veces no lo digamos por creer que no es necesario, es bueno agradecer por lo mas bello que comparte una persona que es su vida, agradecer por un nuevo comienzo, por algo cotidiano como hacer de comer o simplemente agradecer la compañía de un domingo por la mañana.

Todo forma parte de la gratitud y de como la percibimos, en la que ambas partes de dar y recibir son el objetivo de tener una sociedad cooperativa.