Cuatro amigos con Síndrome de Down son un ejemplo para muchas personas que se encuentras en las mismas circunstancias, pues se han reunido para crear y abrir su propia pizzería llamada Los Perejiles.

El grupo de amigos argentinos emprendedores encontraron la oportunidad de sus vidas, logrando hacer realidad sus deseos de tener un trabajo real que los ayuda a su vez a tener un mayor crecimiento. Después de ser rechazados de diversos empleos debido a su condición, ahora disfrutan de este gran logro.

Cuando estos amigos estaban cansados de buscar un empleo en donde reconocieran sus capacidades laborales, decidieron abrir una pizzería que además, cuenta con servicio de catering llamada ‘Los Perejiles’ que se especializa en fiestas y eventos.

El negocio fue creado en 2016 con la ayuda de la mamá de uno de ellos quien estuvo durante todo el proceso. Sólo un año bastó para que realizaran 200 eventos donde llevaron pizza y comidas italianas tradicionales a fiestas, bodas y otros eventos privados.

Lo que más ha impactado a las personas es que su servicio tiene la capacidad te atender a 600 personas en un solo evento. Ahora son 20 los jóvenes que con todas sus energías demuestran al mundo que las personas con Síndrome de Down son igual de capaces que cualquier otra persona e incluso tienen la capacidad suficiente para manejar una empresa.