Apolo es el nombre que recibe la primera cerveza mexicana, creada con el fin de ayudar al rescate de perritos callejeros. Ésta fue creada por personas que están muy comprometidas con todos aquellos animalitos abandonados.

La empresa que fabricó esta bebida se llama Apolo and Friends. Esta bebida se puede adquirir en el bar de cervezas artesanales El Trappist, que se encuentra ubicado en la colonia Condesa, en México; también en Taxco, en La Bambina, La mezcalería Xoco y en El portal.

La bebida se creó con el fin de ayudar a todos los perritos que no tienen un hogar o que han sido maltratados. Un porcentaje de todas las ganancias de esta cerveza son destinados al rescate y rehabilitación de los animalitos a través del hogar Apolo&Friends.

Su sabor es reconocido por tener un sabor amargo fuerte, similar al de una cáscara de naranja y lleva su nombre de Apolo gracias a un perrito mestizo que fue rescatado y de la flor con la que se elabora.

El diseño de su etiqueta fue realizada por el diseñador Jorge Monterrubio, quien se considera amante de los perros y de la cerveza.