El mundo está reconociendo a Chris Evans por mostrar la calidad humana que tiene, pues el famoso actor decidió dejar a un lado el tour promocional de Avengers: Endgame para sorprender a sus excompañeros del colegio.

En entrevistas, siempre se ha mostrado accesible y con buena disposición a la ayuda y la caridad, todo esto lo ha convertido en una de las personas más queridas de Hollywood. Pero con esto, derritió el corazón de muchos fanáticos.

Evans, a pesar de todo el trabajo que tiene, decidió dedicar una noche a sus ex compañeros del instituto en Massachusetts. El líder de los Vengadores se fotografió sin problemas con el resto de sus compañeros.

Por si fuera poco, el detalle que terminó de volver locos a todos en redes sociales, fue que tuvo la decencia de colocarse un papelito con su nombre sobre el pecho, para que pudieran distinguirlo.