Quizás muchos de ustedes no lo sepan, pero los cines tienen reglamentos y estatutos para definir que publicidad y tráilers se proyectarán previos a cada cinta. Esto tiene mucho que ver el giro de la misma, para quien va dirigida, su edad, sexo y en ocasiones hasta su inclinación política.

Pues bien, al parecer esto no sucedió en el Empire Cinema de Ipswich, Inglaterra. Pues durante la proyección de la cinta infantil, Peppa Festival of Fun, la cual cuenta con los personajes de la popular serie animada de origen inglés, que sigue la vida de una familia de cerditos, y su enseñanza de valores, los padres y sus hijos se llevaron una no muy grata sorpresa, cuando comenzaron a proyectarse los tráiler de las cintas Ma y Brightburn, ambas cintas de terror próximas a estrenarse.

Ma sigue la historia de una misteriosa mujer que comienza a acosar a un grupo de jóvenes, el tráiler está plagado de violencia y sangre. Mientras que Brightburn ha sido descrito como “El Superman malvado”, al contar la historia de un extraño ser que llega del espacio, con habilidades especiales que son usadas para el mal, también cuenta con un tráiler obscuro y lúgubre.

Los niños presentes comenzaron a llorar asustados y los padres, muy molestos, comenzaron a abandonar las salas y reclamar lo sucedido. Los gerentes del establecimiento pidieron una disculpa y ofrecieron un reembolso, así como una función gratuita para que disfrutaran la cinta. Pero el susto nadie se los va a quitar.