Un buen líder tiene un gran interés por ayudar a los demás y verlos alcanzar el éxito, posee un extenso conocimiento en su campo de desarrollo, está comprometido a sí mismo y a su equipo, confía en sus compañeros, es sincero a la hora de proporcionar respuestas y está siempre accesible.

En el largometraje “Desafiando gigantes” Grant Taylor es un líder entusiasta con pensamiento positivo que busca la transformación y cambio en su equipo a través de métodos poco usuales y comunes. Busca la victoria del equipo, pero también, sabe que en la vida se emplean las mismas reglas para ganar.

Cuando un integrante del equipo le pide ayuda en un problema, a pesar de que el líder ya sepa la respuesta, debe orientarlo para que el miembro logre superar el obstáculo para aprender y enfrentarse a nuevos retos con mayor experiencia y así pueda desarrollar nuevas habilidades en el camino.