Todos conocemos el gran clásico de Disney, Dumbo, la historia de un pequeño elefante con enormes orejas que es víctima de burlas y malos tratos en un circo. Pues el director Tim Burton toma las riendas del proyecto Live Action de Disney para darnos su visión de este gran clásico.

Tim Burton vuelve después de un extenso descanso, desde el 2016 con Miss Peregrine, para volver a trabajar con Disney y preparar algo que no pedíamos, no esperábamos, pero no sabíamos que nos iba a conquistar. Un guion que se toma libertades del clásico animado, no busca imitarlo, si no que se enfoca en otra forma. Elimina muchos de los personajes animales y los sustituye por humanos, lo que provoca una decisión perfecta y muy aplaudida. El encanto del reparto, que tiene a Colin Farrel, Danny DeVito, Eva Green, Michael Keaton, entre otros, tiene una química innegable, villanos y héroes, ustedes ya verán cual es cual. Una critica social en contra de los circos, del maltrato animal, de las burlas hacia lo diferente y hasta a la discriminación. Tim Burton deja de lado su mundo totalmente obscuro para mezclarlo con bellos colores en una mezcla de su Gran Pez con El Joven Manos de Tijera y Sombras Tenebrosas.
Claro, tiene errores, algunos momentos son muy melosos, porque es Disney y quizás muchos sientan que no respetó a la original, pero no importa, en realidad es una película que viene a mostrar otra visión. Van a reír, sorprenderse, y claro que van a llorar, porque es una película que va directo a la nostalgia, a la emotividad y recordarnos que todos tenemos defectos, pero jamás debemos dejar que eso nos detenga.

Tim Burton vuelve a la gloria con una película visualmente hermosa, con un soundtrack precioso, personajes entrañables y actuaciones excelentes. Para mi, este es el segundo mejor Live Action que he visto de Disney, solo debajo de El Libro de la Selva, y superando a La Bella y la Bestia, la cual es hermosa. Pero es que Dumbo tiene encanto, es un personaje precioso y parece un elefante real, pero con ese bello toque de animación que te hace querer abrazarlo (algo así como ver a Bambi), un personaje triunfante, y lleno de lecciones.

Gracias Señor Burton, gracias Disney, Dumbo no es de mis películas animadas favoritas, pero esta película superó todo lo que yo esperaba.