Un buen líder tiene como objetivo conseguir que el equipo trabaje de manera efectiva tanto individualmente como en grupo. En muchas ocasiones esta tarea se convierte en un auténtico reto ya que el equipo está formado por personas heterogéneas, con intereses propios  y conocimientos diferenciados.

El líder debe defender la independencia del empleado, apoyando en el uso de su potencial y creatividad, para crear un verdadero equipo.

“La red social”, es la historia de la creación de Facebook, y de su exitoso fundador, Mark Zuckerberg. Una película que muestra las diferencias que hay en un equipo y quien puede ser el líder en la toma de decisiones y mejorar la armonía de los integrantes.

Una persona que se dirige hacia una meta clara y fija debe trasmitir a sus equipos cuál es la misión, la visión y la estrategia. Puedes empezar estableciendo una meta a largo plazo y, poco a poco, segmentando tareas más pequeñas con resultados más inmediatos que motivarán a tu equipo y harán mantengan la mirada en el objetivo.

Un líder debe seleccionar a aquellos perfiles que creen que tienen pontencial en aquellas áreas y divisiones que te van a ayudar a alcanzar la meta y, una vez que forman parte de tu equipo, invertir en ellos para que crezcan profesionalmente. Las personas con cualidades de liderazgo son capaces de reconocer las habilidades especiales y saben cómo utilizarlas en beneficio de la empresa.