“Hasta el último hombre”, narra la historia de Desmond Doss, un joven médico militar que participó en la sangrienta batalla de Okinawa, y se convirtió en el primer objetor de conciencia en la historia estadounidense en recibir la Medalla de Honor del Congreso. Doss quería servir a su país, pero desde pequeño se había hecho una promesa a sí mismo: no tomar jamás ningún arma, a pesar de su decisión se arma de valor y logra salvar a sus compañeras sin utilizar ninguna arma, poniendo en peligro su vida.

La valentía está asociada al heroísmo, la gallardía y el valor. Cuando una persona es valiente, logra vencer sus temores o dudas y actúa con decisión y firmeza. La valentía se demuestra en los grandes actos como en este caso una guerra, pero también en las pequeñas acciones cotidianas al decir una verdad dolorosa a un ser querido.

Puede decirse que la valentía es un virtud del ser humano para llevar adelante una iniciativa a pesar de las dificultades y los impedimentos. Estos obstáculos generan miedos que son superados gracias a la valentía y el coraje.

No obstante, la valentía no solo se refiere a enfrentar un peligro o riesgo, también es reaccionar, combatir y vencer a los propios miedos.