Un joven de Houston Texas decide fumar marihuana en una casa abandonada pero tuvo un viaje que jamás esperó.

Al ingresar al domicilio abandonado a fumar, el joven escuchó unos ruidos extraños, por lo que decidió ir a investigar de dónde provenía el ruido. Se llevó la sorpresa de su vida al encontrarse con un tigre encerrado en una jaula; creyó que sólo se trataba de los efectos que produce fumar hierba, pero al sentir el aroma de aquel cuarto abandonado se dio cuenta que era real.

Salió apresurado y asustado del domicilio en busca de policías para que rescataran al animal, pero los oficiales se percataron del olor que emanaba el muchacho y no creyeron su versión de los hechos por pensar que estaba bajo el efecto de la droga. 

Después de insistir varias veces, finalmente acudieron a la casa abandonada. Los policías usaron sedantes para tranquilizar al tigre y así poder rescatarlo y llevarlo a un refugio para animales. En el cuarto donde estaba la jaula también se encontraban paquetes de carne.