La honestidad es un valor sumamente importante ya que toda actividad social, requiere de honestidad al comunicarse porque de lo contrario, cuando la gente no tiende a ser franca, se estanca.

En la película Abraham Lincoln: Cazador de vampiros, podemos observar una escena donde Henry, le pide a Lincoln que destruya el tronco de un sólo hachazo, Abraham sorprendido le dice que es demasiado grande e imposible, pero para que pudiera lograrlo, Henry le comenta que no es un árbol, sino que es lo que más odia en la vida. Enseguida lo intenta, pero le insiste en que sea honesto para que pueda derribarlo, hasta que finalmente lo logra.

“El poder Lincoln, el verdadero poder, no viene del odio, viene de la verdad” fueron las palabras que Sturgess dijo antes de retirarse del lugar, mismas que dejaron pensando seriamente a Abraham.

Ser honesto habla mucho del interior de una persona, y toda persona honesta es digna de la confianza de cualquier persona. Alguien con este valor se distingue por mantener palabras, acciones y sobre todo sentimientos sinceros. Además, cumple con todos sus compromisos y responsabilidades de manera correcta, sin alterar nada.

Sin duda, cultivar emociones positivas a tu vida hará que tu cuerpo y mente estén en armonía, lo que conlleva a una mayor felicidad. Por otra parte, te ayuda a ser una persona sana, productiva y motivada.