A veces en nuestras vidas tenemos situaciones que nos tumban por completo, haciéndonos creer que nada podrá ser igual. Inspirar o motivar ayuda a que las personas confíen en ellos mismos, en su valor como persona y en hacer cambiar el chip para llegar a lo inalcanzable.

El mundo de Travis Freeman estrella de futbol americano de la escuela, se viene abajo cuando repentinamente queda ciego a causa de una infección. Una excelente lección de que lo imposible no existe, y está en él, vivir como discapacitado o regresar a su vida normal y al deporte que todavía lo apasiona.

La inspiración, surge desde lo interno, desde el corazón, desde el alma. En donde nuestro ser se comunica hacia el mundo de forma directa, esquivando las barreras de la mente y trascendiendo el plano físico y real.

La inspiración genera irrealidad y es el origen de la creación, de las ideas y de las fuerzas para poder hacerlas realidad.