-El secreto de la salud física y mental no es llorar por el pasado, preocuparse por el futuro o anticipar problemas, sino vivir el momento presente con sabiduría y seriedad.-Buda.

La espiritualidad es la universalidad de la verdad, la luz y el deleite. La espiritualidad es la necesidad consciente de lo divino.

“Tierra de Osos”, tiene su lado espiritual, el animal particular que representa para cada uno simboliza lo que debe lograr para llamarse a sí mismo un hombre. Al cometer un error Kenai se transforma en ese ser que creyó que no era para él, viviendo nuevas aventuras y mas allá de lo que un humano puede lograr.

La espiritualidad posee una llave secreta que abre la puerta de lo divino. Esta llave es la meditación. La meditación simplifica nuestra vida externa y energiza nuestra vida  interna. La meditación nos da una vida natural y espontánea. Esta vida llega a ser tan natural y espontánea que no podemos respirar sin tener conciencia de nuestra divinidad.

La espiritualidad no va a ser hallada en los libros. Aunque exprimamos un libro, no vamos a obtener espiritualidad alguna. Si queremos ser espirituales, tenemos que crecer desde dentro. Los pensamientos y las ideas preceden a los libros. La mente levanta a los pensamientos y a las ideas de su sueño. La espiritualidad despierta a la mente.