El actor de 54 años, Keanu Reeves, quien interpreta a John Wick, se ha ganado el respeto y admiración de muchos cibernautas y no sólo por sus grandiosas actuaciones, sino por su amabilidad.

Muchas personas fanáticas de Reeves decidieron compartir experiencias que vivieron con el actor y cabe mencionar que muchas se hicieron virales, pero la que más conmovió a todos fue un suceso del año 2001, donde se demuestra la calidad humana del actor.

La siguiente historia fue compartida por el periodista James Dator a través de su cuenta de Twitter. En seguida les compartimos los tuits que llegaron a miles de personas:

“Keanu vino al cine en el que trabajé en Sydney en 2001. En ese tiempo él estaba trabajando en la serie Matrix. Es un día tranquilo, el miércoles por la mañana — casi nadie está viendo películas. Estoy trabajando en la taquilla, aburrido a morir y, de repente, este tipo camina con unos jeans, una chaqueta de cuero y un casco para montar a caballo. Un perfecto casco de aspecto ecuestre raro. Me toma 30 segundos ignorar el casco y darme cuenta de que es Keanu Reeves”

“Quiere comprar un boleto para Desde el Infierno, la película de Johnny Depp. Estoy tan jodidamente impactado que hago lo que cualquier persona sensata de 16 años hace y le digo que me gustaría darle mi descuento de empleado. Esto significa que necesita firmar mi hoja y por eso tendré su autógrafo. ‘No trabajo aquí’, dice Keanu. Aparentemente confundido por mi oferta. Estoy nervioso y solo le cobro el precio normal. Lamentándome por no conseguir su autógrafo.”

“2 minutos más tarde, alguien llama a la puerta detrás de mí que conduce a la taquilla. Supongo que es mi manager. Es Keanu. ‘Me di cuenta de que probablemente querías mi autógrafo’, dice. ‘Así que firmé esto’. Me entrega un recibo del stand de concesiones que firmó en la parte posterior. Luego arroja casualmente un helado en la papelera y ve su película.”

“Más tarde, me doy cuenta de que compró un cono de helado que no quería, solo para obtener el papel del recibo para poder garabatear su autógrafo para un idiota de 16 años.”