Para lograr y mantener el éxito en las organizaciones, se requiere de las capacidades de muchos profesionales; esta forma de trabajar en equipo se basa en la cooperación de un conjunto de personas aportando a éste todos sus recursos personales para ayudar al logro de un objetivo común.

“La Era de Hielo” es una gran muestra de un trabajo en equipo, a pesar de tener diferencias en todos los aspectos, cuando se trata de ayudar o resolver un acontecimiento, todos aportan para resolverlo.

Una de las claves para un mejor trabajo de equipo, es que las metas personales sean compatibles con los objetivos del equipo.

Los equipos cohesionados se caracterizan porque tienen menos conflictos, y cuando éstos surgen, se platican y se resuelven de manera positiva, reforzando la motivación ayudando que la comunicación sea más fluida y todos los integrantes se sientan tomados en cuenta en la toma de decisiones.

El trabajo en equipo, adquiere un sentido de lealtad, seguridad y autoestima por el grupo, aportando también a satisfacer sus necesidades individuales.