Un menor identificado como Nathan de 12 años de edad colapsó y duró 15 minutos inconsciente después de excederse con un videojuego reconocido mundialmente llamado Fortnite.

La madre del niño, quien se dio a conocer como Vicky Winstanley, mencionó que era notorio el cansancio de su hijo y que se le dificultaba recordar cosas de corto plazo; sin embargo, nunca se imaginó que todo se debería a que Nathan jugara hasta altas horas de la noche Fortnite.

Como toda madre preocupada por la salud de su hijo, decidió llevarlo al médico, mismo que le comentó que probablemente se trataba de un virus y que lo más recomendable sería descansar.

El menor empezó a presentar problemas para dormir después de que su madre le instalara un monitor en su habitación.

La mujer aseguró que el Nathan, descansaba jugando en su Xbox, lo que hizo que su condición empeorara. Ella sólo se dio cuenta de que el videojuego estaba afectando la salud de su hijo después de encontrarlo desmayado en su habitación.