Un oso hormiguero nos muestra que para las artes marciales es el mero bueno.

Cámaras del Área de Protección de Flora y Fauna Chan-Kin en Chiapas, capturaron el divertido duelo entre un oso hormiguero y un aguililla blanca.

Se puede ver al oso hormiguero andar tranquilamente cuando de pronto un águila se abalanza hacia él en lo que se cree pudo ser un ataque, de inmediato sus reflejos lo hacen voltear y como un gran karateca, hace algunas poses que ahuyentan al ave.

La escena fue capturada gracias a la “cámara trampa”, que son dispositivos automáticos colocados en árboles o estacas y que gracias a sensores de movimiento o calor, capturan imágenes de animales en estado salvaje.