Una pareja que reside en Estados Unidos se encotraba de vacaciones en la ciudad de Gatlinburg, ubicada en las Grandes Montañes Humeantes, estado de Tennessee. Se llevaron la gran sorpresa al ver a un oso disfrutando de su jacuzzi.

Según la prensa, los hechos ocurrieron el pasado viernes Elizabeth Strickland y su novio avistaron a varios osos en su cabaña, uno de los cuales decidió descansar un poco en la bañera caliente. Cuando finalmente el animal decidió irse, la pareja cerró el jacuzzi.

Horas después los osos volvieron a hacerles visitas e incluso se dieron otro baño. Según relató Elizabeth Strickland, ambos la pasaron “muy bien observándolos”.