Para organizar una boda hay muchos aspectos a considerar, uno de ellos es escoger entre todas tus amigas las damas de honor.

Haley no se decidía a quién escoger y para no hacer larga la espera le dijo a Sammi, la mascota de su buen amigo Dave, quien aceptó sin pensarlo, se puso su mejor vestido y deslumbro en la celebración.

Vestida con un vestido azul que le favorece muy bien, fue como llego a la ceremonia, Sammi no fue penosa y cuando pedían una foto siempre estuvo dispuesta, ya sea con los novios o incluso sola.

La gallina tuvo una noche llena de fiesta y glamur. Ahora es muy popular en redes sociales, ya cuenta con su página en Facebook en la que cuenta con más de 8000 personas.