En película Madagascar, los pingüinos son un gran ejemplo de liderazgo dirigido por Skipper para lograr sus objetivos, encargado de que todo se realice como se planeó.

El poder de liderar a los suyos, poder de defenderlos, de hacerlos crecer y de grabar una huella en el mundo.

El líder por actitud es aquella persona que se le reconoce como carismática y empática. Su carácter y su visión hace que los suyos le sigan casi naturalmente porque creen en él o en ella. Este es el líder que dirige desde abajo, que no requiere una posición social o estructural, sino que simplemente por su forma de ser guía a los demás y los demás le siguen.

El profesor en una clase, el director de una empresa, el presidente de una nación, o el jefe de la familia son quienes asumen el liderazgo como una posición.

Para ser líder se necesita del apoyo de sus seguidores y son ellos que notando las aptitudes y actitudes de una persona líder, lo escogen para guiarlos.