Despertar y saber que eres millonario, es un sueño de muchos de nosotros, lo mismo que pensó este joven de Irlanda del Norte de 18 años que al despertar vio su estado de cuenta y no creyó la sorpresa que se encontró, Dane Gillespie se despertó con 8,9 millones de libras en su cuenta (10,14 millones de euros).

Días anteriores había ingresado en su cuenta un cheque que le dio su abuela por valor de 8.900 libras, pero en su cuenta la cantidad incluía tres ceros más. 

El joven a pesar que todo era muy sospechoso, ya tenía en mente qué hacer con tal cifra de dinero, como primero comprarse un Porsche. “No se lo podía creer. Mi hijo creyó que era millonario durante unas horas. Mi marido me envió una fotografía con los detalles de su cuenta bancaria”, explica su madre.

Los sueños de Dane se desvanecieron pronto. Nationwide Bank, banco en el que tiene su cuenta, se dio cuenta del error y retiró los fondos lo antes posible. Además, ese dinero nunca hubiera podido utilizarlo, pero ya que el error ya había sido corregido a pesar de que no se le había sido notificado. 

Tristemente seguirá siendo un simple sueño y ese Porsche tendrá que esperar un poco más.